Cómo diseñar un pitch que gane inversores para tu startup

Saber cómo presentar el pitch de un proyecto nuevo es una parte fundamental del éxito de una startup. No importa cuán única o innovadora sea la idea de negocio, se trata de cómo se vende a las personas adecuadas. El pitch de una startup debe estar bien pensado y planificado para que los inversores lo encuentren lo suficientemente interesante y decidan invertir y apoyar el crecimiento de esta nueva empresa.

Pitch en Itnig
Sesión de pitch para emprendedores en Itnig

En Itnig, por ejemplo, organizamos un evento semanal llamado «Pitch to Investors«, donde los emprendedores tienen la oportunidad de presentar sus proyectos frente a nuestros inversores y obtener feedback instantáneo, aportar a las demás ideas de negocio y disfrutar de un networking entre emprendedores e inversores al final.

También hemos sido coanfitriones de eventos con Taran Hughes, cofundador de PitchSLAP, una sesión de pitch que ayuda a emprendedores a mejorar la presentación de sus proyectos. Los participantes obtienen comentarios inmediatos de Taran y Zineb Layachi, dos mentores de startups y expertos en marketing y ventas internacionales.

Blanche Illustrates – Graphic Facilitation

Si eres nuevo en este proceso, es posible que redactar la propuesta de negocio adecuada para tu startup sea confuso o te sientas perdido en el intento. Por esto mismo, tenemos algunos de los mejores consejos que te ayudarán a redactar el pitch perfecto para ganarte a los inversores.

Menos es más

Mantener el pitch simple y breve es muy importante. Esto puede parecer complicado, especialmente si necesitas incluir mucha información necesaria.

No importa cuántas piezas de información te sientas tentado a incluir, es necesario que sea breve. Esto es importante porque los inversores deben poder revisar la información fácilmente. Cuanto más tiempo les tome leer todo, más difícil será para ellos mantenerse concentrados. Debes asegurarte de que sea lo suficientemente corto para que se entusiasmen con la idea sin que sea demasiado larga y agotadora.

Motivación

Hacer que un pitch de startups sea motivador se trata de hablar sobre las razones por las cuales decidiste comenzar tu negocio. Esto puede parecer un consejo muy simple, pero puede tener un gran impacto en la forma en que los inversores lo verán. Estar motivado mostrará exactamente cuánto deseas trabajar para convertir una visión en un gran éxito.

La forma más fácil de lograrlo a través de tu pitch es hablar sobre el problema que quieres solucionar con tu idea de negocio. Los inversores deben ver que este es un objetivo real y que estás preparado para convertir esta visión en realidad.

Público objetivo

Otro dato importante que debes incluir en el pitch de tu startup es el tipo de personas que planeas atraer a través de tu negocio. Esta es otra cosa que ayudará a mostrar a los inversores cuánto has pensado en todo el plan de negocio. También te ayudará a crear las ideas y estrategias de marketing de contenidos adecuadas en un futuro, es decir, cómo atraer y captar tus clientes.

El público objetivo se va a formar en función de determinadas características de las personas interesadas en tus productos. Estos pueden incluir su edad, sexo, ubicación geográfica y otros factores similares. Todo esto ayudará a saber exactamente a quién atraer para que la startup tenga ganancias y éxito.

Metas a futuro

Hablar sobre el futuro sin siquiera haber creado tu startup puede parecer demasiado ambicioso. Sin embargo, es lo correcto al presentar un pitch. Las personas que tienen la intención de invertir en la idea quieren ver qué tan en serio se toma el emprendedor esta idea de negocio.

Los objetivos futuros pueden incluir otros productos para producir en el futuro o los planes de expansión a otros países. No importa cuán ambiciosos sean los objetivos, siempre que sean razonables, medibles y alcanzables, definitivamente debes incluirlos en tu pitch.

Enfoque en el mensaje principal

Cuando hablamos de algo que nos apasiona, es muy fácil salirnos del tema. Probablemente puedas seguir y seguir sobre por qué necesitas que crean en tu idea y ayuden a tu startup. Si bien esto puede ser importante y necesario en algunos casos, es importante mantener el pitch enfocado en el punto principal tanto como sea posible.

Puedes dividir el pitch en diferentes secciones, casi como subtítulos en un artículo. Cada subtítulo puede tener un título diferente en el que podrás concentrarte en explicar cada idea individual. Esto ayudará a mantenerte en el tema y a que el pitch de tu startup sea breve y conciso, sin dar muchas vueltas.

Productos y valor diferencial

El valor de tus productos no es solo monetario. Debes poder explicar por qué el producto que ofrece tu startup se destacará y por qué la gente lo preferirá. Toda startup tiene una visión, pero no todo el mundo puede crear una demanda de sus productos en el mercado. Tienes que comunicar claramente cuál es el valor diferencial de tu negocio, de tu producto o servicio.

Esto es algo que ayudará a los inversores a decidir si respaldarán la visión, ya que tendrán más confianza en su éxito. Por lo tanto, es una buena idea explicar exactamente cómo el público valorará estos productos. Conocer su lugar en el mercado de antemano te ayudará a dirigirte a las personas adecuadas y aumentar fácilmente las ventas.

Respaldar los argumentos

No importa lo que vendas, probablemente hayas hecho algunas afirmaciones sobre el producto y sus cualidades. Todas estas afirmaciones deben estar respaldadas de una forma u otra, y estos detalles deben estar presentes en el pitch. Si los inversores no creen en las afirmaciones que has hecho, ¿cómo lo harán tus clientes?

Ser lo más transparente e informativo posible es la mejor manera de lograr que los inversores y tus futuros clientes confíen en tu startup.

Proyecciones de ganancias

Cualquier inversor que esté interesado en la idea que les estás vendiendo querrá ver exactamente cómo vas a utilizar el dinero. Precisamente por eso es importante que les proporciones un resumen de las proyecciones de ganancias de la startup. En otras palabras, debes proporcionarles un plan breve pero completo de cómo utilizarás los fondos que estás pidiendo.

Es una buena idea incluir desde los costes de producción hasta el alquiler del espacio de oficina e incluso los costes de desarrollo del sitio web. En Itnig, por ejemplo, ofrecemos espacios de coworking para startups a precios muy flexibles.

Prototipo de producto

Por último, otra cosa que no debes olvidar entregar junto con el pitch es un prototipo del producto que venderás. La mejor manera de convencer a los inversores es hacer que vean exactamente en qué van a invertir. Cuanto más entusiasmados estén, más a bordo estarán con el plan.

Producir algunas unidades del producto no te costará una fortuna. También es mucho más rentable a largo plazo, ya que también pueden darte algunas primeras opiniones sobre los productos. De esta forma, puedes realizar algunas mejoras antes de lanzarlo al mercado.

Atraer a los inversores adecuados

Escribir y hacer el pitch perfecto para tu startup puede ayudarte a atraer a las personas adecuadas que querrán respaldar tu visión de negocio. El apoyo financiero siempre es necesario al comenzar un nuevo negocio y depende en gran medida de cómo vendas tu idea. El pitch correcto es la mejor manera de ganar inversores y comenzar tu viaje con una gran ventaja. ¿Cuál de estos consejos consideras que es el más importante a la hora de hacer un pitch?


Escoge una fecha y ven al Pitch to Investors de Itnig
¡Consigue financiación para su proyecto!

This post is also available in: English (Inglés)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *