Qué es y cómo funciona el Pacto de Socios – Entrevista a Josep Navajo

Bernat Farrero y Jordi Romero entrevistan a Josep Navajo para hablar de uno de los documentos más importantes a la hora de fundar una compañía: el Pacto de Socios.

Josep es abogado y CEO de Delvy, un despacho de abogados especializado en emprendedores cuando están empezando y los acompaña en su crecimiento. Josep comparte todos sus conocimientos acerca de lo que establece, regula y ordena este pacto, así como la utilidad de las cláusulas.

¿Por qué empiezas Delvy y qué problemas soluciona?

Todo empieza cuando mi socio y yo nos conocíamos en ESADE haciendo el Máster en Derecho Internacional de Negocios. Luego comenzamos a ver que había una oportunidad con todo esto de crear las sociedades. Comenzamos un poco asesorando a emprendedores de startup fases más iniciales. Los emprendedores que otres que quieren montar un proyecto o exaltas un poquito más consolidadas. Llevamos ya ocho años más o menos. Siempre hemos apostado por crecer con el cliente, ayudarle en todo tipo de cosas que a lo mejor no ha detectado todavía. Entendemos las startups, su modelo de negocio, cómo funcionan, qué necesitan, porque nosotros al final hemos nacido como una de ellas, por así decirlo. Entonces, cuando vienen con sus problemas, discusiones, inquietudes, pues conectamos de forma muy sencilla.

¿Qué es un pacto de socios?

Todo emprendedor tiene un momento en el que quiere montar una empresa con un amigo. Y, muchas veces, piensan que no es necesario un pacto de socios porque confían entre ellos.

Evidentemente cuando tú montas una compañía con alguien es porque te llevas bien, si no, no la montarías. El problema es que te llevas bien, pero a lo mejor con esa persona no has compartido una vida profesional, no has montado una startup, no has pasado 12 horas trabajando con esa persona. Es ahí cuando comienzan a salir los roces. El momento en que te llevas bien y confias en el otro, es el momento de fijar las bases de la relación como socios, porque en ese momento estáis alineados a nivel de visión. Ese es el mejor momento para hacerlo. No tiene un sentido que en el momento en que las posiciones son divergentes, decir que ya no hay punto de unión, se tenga que hacer el pacto de socios porque no van a poder firmarlo. En el supuesto ideal, un pacto de socios es un documento que queda en un cajón y nunca se mira. Pero a la práctica muchas veces se mira más de las que la gente cree.

¿Cómo se estructura un pacto de socios?

El primer punto sería definir lo que hace una empresa. Y cuáles son los activos de la empresa y de quién son propiedad.

¿Qué pasa si no se regula esto? ¿Qué riesgo supone?

Bueno, que al final puede haber un conflicto entre los socios pensándose que lo que han venido a hacer es distinto. Depende de cómo se articula la compañía, es decir, si están 50/50, pues se puede bloquear la compañía. Si uno tiene mayoría y quiera hacer determinada acción, pues en principio podrá llevarla a cabo.

Una empresa en general se reparte en acciones. No es como una asamblea donde una persona es un voto, sino que una acción es un voto. Y una participación en una S.L. es un voto. Entonces, si no hubiera ningún tipo de regulación, el que tiene el 51 por ciento de las participaciones puede decidir sobre el futuro absoluto en la mayoría.

Evidentemente viene regulado por la ley sociedades de capital y por lo que hayan puesto los estatutos de la compañía, donde hay pequeñas protecciones de minoritarios. Pero esencialmente, quien tenga mayoría va a poder dirigir más la compañía.

Los activos tienen que pertenecer a la sociedad, no a una persona física. ¿Cuál es el siguiente punto?

Tienes que definir el porcentaje que tienes dentro de la compañía y evidentemente cuál va a ser tu rol. Es decir, qué se espera de cada uno de los socios que están fundando la empresa. Y no sólo cuando la fundan, sino a medio y largo plazo.

Hay dos vertientes. Se puede hacer el pacto de socios con un roles muy genéricos, que un poco desastre, porque al final en una startup para iniciar es 4×4 todo el mundo. También hay muchas veces que se inicia la compañía y a lo mejor has escogido un partner tecnológico que no está full-time, porque él tiene su propia compañía, etcétera. Y ahí más que definir roles a mejor poder definir objetivos. Normalmente hay un anexo con las funcionalidades.

Al final hay muchas situaciones. Uno de los focos de conflicto en los pactos de socios sobretodo fases iniciales, es con el partner tecnológico que no da la talla, a o al final pues se retrasan las entregas o las funcionalidades. Es decir, no hay match. Ya es suficientemente difícil tener una startup y hacerla funcionar y crecer, como para encima estar preocupado por conflictos con uno de los socios y tienes que estar convocando la Junta con convocatoria, etcétera.

El problema básicamente será en el siguiente pacto de socios. Imaginaros que somos socios. Por lo que sea, yo me enfado y comienzo, digamos, a haceros la vida imposible. Con la Junta os voy a molestar, pero donde voy a molestar de verdad es cuando vais a intentar levantar una ronda de medio millón de euros y yo decida no firmar el pacto de socios, por ejemplo. Básicamente ahí se cierra la compañía, porque no tengo la obligación de firmar el pacto de socios. Normalmente la gente quiere: o quedarse y quedarse con equity y a ver a dónde va la startup, o que le compensen el trabajo que ha realizado. Entonces imaginaros que yo tenía un 15 por ciento de la compañía y tenéis un conflicto conmigo y hemos levantado la ronda de un millón. Yo os digo que lo mio vale 150 mil euros y vosotros no lo queréis pagar porque consideráis que todavía no vale eso para que alguien se lo lleve. Esto sin pacto de socios. Normalmente el pacto de socios da regularidad a la permanencia, si hay un cliff, el vesting, cómo se va consolidando. Y luego lo más importante, pues la salida: si es good leaver o bad leaver.

¿Qué es el cliff?

El Cliff es el período inicial. Si hay una permanencia de X años, cómo se van consolidando las participaciones. Es decir, se fija un cliff de un año que es un periodo de permanencia, que si tú te vas o te echan antes de cumplir ese año, te quedas sin nada. A partir de ese año vas consolidando, puede ser una consolidación anual, trimestral, mensual, diaria, como se regule. Y a partir de ahí, si te echan en el año dos y cinco meses, pues habrá que ver que has consolidados al año dos y cinco meses.

Creer que tu socio no está tan implicado como tú pasa muchísimo.

Eso normalmente no acaba 100 por 100 en conflicto. No acaba enormente en una ruptura. Tiene que ser un caso muy extremo, porque sabes lo que te estás jugando, que es la compañía. Puedes negociar con tu socio. Lo compensas por otros mecanismos.

En un pacto de socios fundacional, la permanencia se regula entre los socios. Pero, cuando vas a levantar una ronda y entra un inversor externo, te vuelve a pedir permanencia.

Lo que muchos emprendedores no saben es que cada vez que se levanta una ronda, vuelven a poner nuevamente el crono a cero y le vuelven a pedir los tres cuatro años de permanencia. Porque evidentemente, para el inversor, el crono está en cero cuando decide invertir. Y la compañía no vale lo mismo, evidentemente, con el equipo fundador que sin el equipo fundador.

Good-leaver y bad-leaver son cláusulas importantes para los emprendedores porque nos pueden dejar fuera de la compañía y sin nuestras acciones. ¿Qué suponen estas cláusulas?

Bueno, una salida good-leaver sería, por ejemplo, que te echen de la compañía sin ningún motivo. Para ti es un good leaver, porque tú no has hecho nada malo. Es decir, te despiden con un despido improcedente, eso no es culpa tuya. Por ejemplo, el caso contrario sería que tú te vas porque te han despedido de forma procedente, porque tú has robado dentro de la compañía, pues sería un bad leaver que te penaliza. Hay unas cláusulas que que todos los fondos de capital riesgo suelen poner, pero siempre son negociables y al final puedes tirar un poco más de la fuerza de negociación que tengas en ese momento. No es lo mismo buscar la ronda de financiación cuando tienes caja que cuando no tienes caja. Hemos visto casos en los que van a buscar una ronda, y el proyecto es sexy, tienen caja y tienen cuatro o cinco interesados. Eso es perfecto para negociarlo.

¿Cómo se gobierna y cómo se regula el gobierno de una compañía desde el inicio hasta que hay una primera ronda?

Hay dos o más órganos de toma de decisiones: la Junta General de Socios, que son todos los socios de la compañía, o el de administración. El de administración puede ser un administrador único, dos solidarios, dos mancomunados, un consejo de administración que tiene varios miembros y votan las decisiones por mayoría. En un pacto de socios, imaginaros, somos cuatro socios que tenemos un 25 por ciento cada uno. A lo mejor tendría mucho sentido poner el pacto de socios que las decisiones importantes dentro de la compañía, que se tuvieran que optar por mayoría de un 75 por ciento de los socios. Porque requeriría que tres socios estuvieran de acuerdo, que tiene más sentido.

Lo que se hace en pacto de socios es limitar determinadas decisiones a que requiera la aprobación del resto de socios o determinadas personas. Si el emprendedor va a negociar y entran tres inversores, lo que sería estratégico para el emprendedor sería que no requiriera el voto de los tres, sino que fuera, por ejemplo, el voto de la mayoría de los inversores o el voto de uno de los tres inversores, porque entonces te da la capacidad alinearte con uno de los inversores y llevar a cabo las propuestas.

¿Qué tiene que pasar por el Board?

Bueno, depende. Es decir, muchas veces se limitan las facultades del consejero delegado. Entonces tienen que pasar por el Board, es decir que no tiene poderes el consejero delegado para hacer algo y necesitamos un poder del consejo. O, si en el pacto se ha detallado que en los consejos se tienen que reportar lo que es KPIs de negocio, etcétera. A nivel de decisión, la aprobación del plan del año, deudas, contrataciones especiales, compensacion del equipo ejecutivo fundadores. Evidentemente pasa por el consejo la formulación de las cuentas anuales, la transmisión de determinados activos de la compañía o la licencia de activos de la compañía. Hay un listado amplio de materias. Y en el día a dia, el inversor tampoco está cien por cien en las startups. Van a un consejero, normalmente, trimestral o cada X meses.

Tienes unas participaciones y eventualmente vas a querer transmitirlas, venderlas. La venta de tus participaciones a terceros, o de tus socios a ti, está regulada.

Está regulado por la ley de sociedades de capital, pero aparte debería estar regulado en el pacto de socios.

Si no estuviera regulado el pacto socios, tienes un problema porque tú no puedes obligar a un socio a vender sus participaciones, pero si tuvieras un pacto socios normalmente habría regulado la clausula que se llama el Drag Along, la cláusula de arrastre que, depende como la configures, pero que si recibes una oferta por el 100 por cien de la compañía y cuentas con la aprobación de X porciento de los socios y es una oferta superior a X importe, pues puedes arrastrar al resto de socios a vender en las mismas condiciones. Es arrastrar al socio minoritario que tiene 0,5 y lo obligaría a vender esas condiciones. Hay que dejarlo todo muy claro por escrito en el pacto, pero luego en la ejecución, tú no puedes obligar a nadie a ir al notario, pero evidentemente puedes iniciar un procedimiento judicial. Lo que sería el mejor caso es que tuvieras un pacto socio firmado por todos, que incluso tuvieras ya los poderes como anexo. Inicialmente no vas a redactar un drag along de dos páginas, pero cuando vas sentando en fases más avanzadas donde la cláusula se vuelve más compleja. Te piden una penalización. En el caso de si tú no vienes al notario a firmar tienes una penalización.

Las cláusulas económicas dan miedo y forman parte de una ronda, de la valoración y la cantidad levantada. Normalmente se publica la cantidad que se levanta y no tanto la valoración.

Ir a valoraciones muy altas en una fase inicial te puede jugar una mala pasada porque lo que significa es que a la siguiente tienes que hacerla más alta todavía. Si tu levantas una ronda a valoración 10 y luego tienes que bajar la valoración 4 por mucho que no tengas ni anti dilusión ni liquidation preference, la compañía pierde credibilidad. Es importante la valoración, es importante la cantidad que levantas, pero es muy importante el pacto de socios que has configurado. Evidentemente yo prefiero quizá menos dinero o menos valoración y un pacto de socios mucho menos agresivo. Porque te va a dar ciertas libertades, te va a permitir manejar mejor la compañía. Si al final se firma un pacto de socios o una valoración muy buena, pero con unas cláusulas que te van a pasar factura a corto plazo, pues mejor no hacerlo.

¿Cuál es la típica liquidation preference?

En la que se regula en España es liquidation preference non-participating. Básicamente es que el inversor apuesta un millón de euros y la compañía se vende, y ese primer millón de euros va para el inversor. O si le sale más la cuenta, pues va al porcentaje que le toque. Si el inversor tiene un 20 por ciento y se ha vendido la compañía por 20 millones, a lo mejor le interesa más cobrar los 4 millones. Pero entonces no participa del millón. Es decir, elige o los 4 millones o el millón.

¿Cuándo hay que hacer el pacto de socios?

Puedes hacerlo lo más tarde que quieras, yo lo recomiendo lo antes posible. Evidentemente tienes que ver riesgo y recursos. Es decir, un pacto de socios, tres fundadores estará más cerca de los 1000 que de los 3000. Nosotros ahora mismo tenemos un caso sobre la mesa de que comenzaron con nosotros. Le hicimos la Constitución, el pacto de socios. Comenzamos a hablarlo, pero luego lo dejaron por meses y han tenido el conflicto. Han tenido que pagar a uno de los socios infinidad de veces más de lo que le cobramos nosotros por pacto. Nunca se sabe, a lo mejor no te pasa nada y te has ahorrado los 1000 euros. Pero a lo mejor te pasa y los 1000 euros que cuesta el pacto se vuelven 6000 en negociaciones y temas legales. Yo le recomiendo a la gente que aunque sea con su pareja, su novio, su hermano, que firmen un pacto de socios, aunque sea explicando el espíritu de por qué están aquí y que esperan de ellos. Además, el pacto de socios hay que redactarlo y pactarlo a la medida.


Para más entrevistas sobre startups, negocio y tecnología, visita nuestro canal o suscríbete a la newsletter. ¡Te esperamos!

This post is also available in: English (Inglés)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *